lunes, 1 de febrero de 2010

Game Over



Nada es eterno, todo comienzo tiene un fin, aquí y en Pekin. Brindo por la enajenación mental transitoria, por el juego del amor y por el juego del desamor, brindo por la libertad de hacer lo que quiera sin dar explicaciones, Nuestros recuerdos de ayer durarán toda una vida. Guardar los mejores, olvidar los demás.

1 comentario:

Mamuchi dijo...

Guardar los buenos y aprender de los malos seguro haran falta para el camino que siempre se termina abriendo, solo hay que volver a elegir otra bifurcación si es posible mas acertada que la anterior